Ir al contenido principal



Beowulf. Traducción de Seamus Heaney. London, Faber and Faber, 2000 [1999]
_________________________________

Beowulf, príncipe de los gautas, ayuda al rey de los daneses a matar a Grendel y luego a la terrible madre de Grendel. En su vejez, abandonado por sus guerreros en el combate decisivo (excepto uno, de su clan), Beowulf muere, mordido por el dragón, con la sangre envenenada.

Lógica tribal de la venganza. "Tribal" es una categoría, que coincide con la lógica de todos los poemas épicos que he leído. Organización o sistema clánico, clanes (ver la Germania y la biografía de Agricola).



Una religión pagana, con gigantes, ogros, monstruos, mezclado al cristianismo. Grendel y si madre son los "hijos de Caín". El dragón es diabólico y representa el mal. Moby Dick.

La traducción al inglés del original sajón suena bien. Recuerda el sonido de la traducción de la Odisea, también premiada, de Robert Fagles. Pero hay algo más en este libro, aparte del mundo mágico de las fábulas infantiles, el juego de los sueños y pesadillas de la vida diaria: quizás un hecho de los más interesantes de esta edición es la lectura que de sí mismo hace Heaney en el prólogo, donde explica su relación literaria, biográfica y personal con el gran clásico (original, mítico-artístico), para culminar en una lectura literaria de su propia lectura, en una literaturización o estetización del porqué ha elaborado la traducción. 




Heaney recontextualiza el valor poético de este texto de la mitología sajona. Valoriza el clásico, lo reafirma en su carácter de texto canónico, introduciendo imágenes de su vida privada, su identidad  (cómo la representa)  para invitar a una lectura, como si cotidianizara la canonicidad de un clásico.  En cierto sentido, la historia desaparece de su relato. Posiblemente enlaza bloomianamente (anxiety of influence, como casi siempre) con el culturalismo estetizante de una escuela o secta de la constelación Posmoderna. Quiere y no quiere estar domesticado.

Un clásico huele siempre a papel oficial, a texto sagrado. Pero sucede que lees y tu relación personal con el libro cambia. El libro te invade, intenta subyugarte. Algo similar al héroe del texto con Grendel, a Heaney elaborando la traducción. Leer Canon es pertenecer a una comunidad imaginada. El libro de Heaney-Beowulf reproduce Canon, lo eterniza y ése es el monstruo moderno contra el que enfrentarse. El problema es que no somos Beowulf, sino los pringaos de sus camaradas, a los que Grendel aplastó los sesos.


Comentarios

Entradas populares de este blog

El nacimiento de la política para Moses I. Finley. (Politics in the Ancient World.)

La novela familiar del neurótico (notas)

(Versión corregida y revisada del artículo “La novela familiar freudiana en la literatura y el cine (notas)”, publicado en Studia Romanistica (2009), vol. 9, 1, 97-105. ISSN: 1803-6406.) ______________
Las palabras, que fueron en un pasado mágicas, aún retienen algo de ese ancestral poder mágico. (Freud)
Los relatos articulados por la “novela familiar del neurótico” forman el esqueleto y andamiaje de los artefactos literarios y cinematográficos, soportes materiales privilegiados donde se vivifican las mitologías subjetivas. En el caso de la narrativa, no se debe confundir con los relatos “familiaristas” (que tematizan directamente la familia o que se nuclean en torno a la misma), pero sorprende pasmosamente la fenomenal abundancia y proliferación de narraciones pivotando en torno a la envidia edípica, el padre caído, la falta materna, el huérfano abandonado… arquetipos argumentales superabundantes, por otro lado, en el cine.  _________ En 1909 apareció publicado en el libro de Otto Ra…

¿Creían los griegos en sus mitos?